A cachitos cariño…

A cachitos cariño, a cachitos estamos, a cachitos vamos…

Dame una triste bendición y perfórame la lengua, los tobillos, las muñecas, la entrepierna.

Júrame el amor impío y despiadado que jamás hayas prometido. Socávame la vida, socávame la muerte, chúpame la sangre, la miel, succióname la hiel, déjame seca, y en la sequedad resécate conmigo. Párteme en tus labios, mójame en tu saliva, sacúdeme, quédate sin aire, y en el último respiro suspírame. Atúrdete en mis manos frías, sonrójate de frio hasta reventar, que tus mejillas se hagan llagas y de las llagas mi muerte se alimente para soñar muerta entre rosas rojas y rosas vino que engañan a los ojos puritanos.

Encímate y deja que me hunda en ti con las uñas, con esta alma marchita, con toda nuestra vida violenta, violéntame la muerte, violéntame las ganas, violéntame la sinceridad y seamos honestos deshonestos. Gritemos locura, rabiemos lo que esconden los vecinos bajo las sabanas mientras se dan la espalda.

Dinos que jamás volveremos… jamás. Entendamos este jamás eterno. Pidamos que este jamás no se apiade de nosotros, más si de los que merecen vista al pasado.

Celebremos entonces bajo la tumba creada por nosotros. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s